sábado, 9 de junio de 2012

Breaking news


No se me ha ocurrido otro título para un post tan actual como incoherente. Pero presentándolo no lo voy a arreglar, así que ahí va:

  • A estas alturas ya estarán todos enterados, Bradbury nos ha dejado. He de decir que yo leo preferentemente autores muertos, grandes clásicos. La razón principal de esto es que leo bastante poco y cuando lo hago voy a lo seguro. Doy por hecho que Tolstoi o Proust deben ser buenos, de los contemporáneos no me fío tanto y a mí en literatura no me gusta arriesgar. Tampoco disfruto descubriendo escritores desconocidos ni noveles, me valen los de toda la vida. Total, no creo que viva lo suficiente como para poder leerlos a todos. Hace unos días, viendo que me esperaba una larga mañana, decidí llevar encima un libro de bolsillo y prescindir, por comodidad, del libro-tocho en el que me encuentro inmersa estos días. Y así es como empecé a leer Fahrenheit 451, el cual gracias a la ineficacia del sector público, las enormes colas burocráticas y los muchos números de turno seguidos, pude avanzar muchísimo en un solo día. Cosas de la vida, leo pocos autores vivos y cuando lo hago se me mueren. Así no hay manera.
 
Bradbury, descansa en paz

  • Pero yo además estoy de luto por otra cosa, otra desaparición, aunque afortunadamente sólo de los escenarios. Morrissey ha aparecido en la prensa esta semana anunciando su próxima aunque no inmediata retirada. Y es que el que fuera líder de The Smiths se siente mayor y pronostica el fin de su actividad artística en 2014, cuando cuente con unos dignos 55 años. La verdad es que mi historia con Morrissey es una historia de desencuentros, puesto que no pude disfrutar del directo de su banda –que es por cierto mi favorita–  al disolverse ésta cuando yo tenía unos 10 años y ni la conocía,  y ya después todos mis intentos por verle sobre los escenarios en solitario han resultado frustrados. Ahora con este anuncio tengo una presión en el cuerpo que ni la del reloj biológico y me voy haciendo a la idea de que no voy a poder estar cerca de este dandy de magnifica voz y mejores letras. Sniff.
 



  • Y tras el apartado literario y musical, entro de lleno en el cinematográfico, más acorde con el blog. En este caso el notición es un festival que se ha sacado de la manga el amigo David Amorós y que hará las delicias de los fans del cine oriental. El primer festival pirata de cine asiático, como el autor ha decidido llamarlo, parece imprescindible para los cultivados en el tema pero también es bastante recomendable para los no entendidos, entre los que me incluyo. Estaremos atentos a la elaborada selección y no se sorprendan si próximamente hay algún que otro post en maraminiver con protagonistas de ojos rasgados. Dicho festival será el culpable.





16 comentarios:

  1. Bueno, entresaco de una página superconocida un párrafo mío sobre este film:

    "Fahrenheit 451 sin ser una obra perfecta consigue plenamente lo que pretende, que es lo mismo que pretendía la novela de Bradbury: Concienciar a la sociedad del gran legado que tenemos en nuestras manos: La cultura. Esa cultura que se concreta en los libros, en la música, en el teatro, en el cine, en el lenguaje... Esa cultura que es la fuerza y la esperanza de la humanidad ante el futuro."

    Escrito al respecto del film de Truffaut en Septiembre de 2007.

    Bradbury: Un genio. Descanse en paz

    De Morrissey poco o nada puedo aportar. Y respecto al festival decir que navegando por la red estos últimos días ya lo descubrí (creo que me llamó la atención lo de festival "pirata"

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Father,

      Tengo la película pendiente pero caerá en cuanto me termine el libro. No tiene mala pinta, no.

      No te preocupes, Morrissey no es tan famoso como Bradbury, normal que no le conozcas. En cuanto al festival tienes razón, ya se han hecho eco de él la mayoría de los blogs, pero yo voy a mi ritmo, que suele ser muy lento, jajaja

      Un saludo

      Eliminar
  2. Pues a mi me pasa algo parecido, Mara, soy sobre todo lector de ensayo, y cuando me sumerjo en la novela...pues me voy a por los clásicos, ya sean Balzac, Jane Austen o Conan Doyle, por citar autores muy diferentes...

    Y el cine oriental me encanta...pero desconozco totalmente ese sobre el que versará ese estimulante ciclo...quiero decir que idolatro a Ozu, Mizoguchi y Kurosawa...y es que hay dos películas que cada equis tiempo debo revisar y caer rendido ante ellas: Historias del último crisantemo, y por encima de todo Cuentos de Tokio...quizás la mayor y asombrosa maravilla vista nunca en el celuloide...

    ¡Buen sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, otro "encuadernado" a la antigua,jeje.

      Yo nunca he seguido el cine oriental, he visto cosas pero no es algo que haya buscado nunca intencionadamente. De Kurosawa he visto Ran, y de Ozu creo que vi hace tiempo una que ni recuerdo bien el nombre. A ver si ahora con esto del festival me culturizo un poco en el tema, aunque sea en los contemporáneos.

      Que tengas tú también un buen sábado, yo de entrada me voy de bodorrio y estas cosas nunca se sabe cómo acaban...

      Un saludo

      Eliminar
  3. Hola, Mara: Aunque no te deje comentarios a menudo, te sigo. Ray Bradbury es uno de mis favoritos y "Farenheit 451" me encantó; también la película con esa maravillosa banda sonora de Bernar Herrman, "Crónicas Marcianas" "El hombre Ilustrado" etc...
    Y siento lo de Morrissey; pero bueno, ahí quedan sus canciones, como por ejemplo: "Let Me Kiss You" o la que has puesto.
    Que no te pase nada en la boda!...ja,ja,ja
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena canción esa que apuntas, Selegna. La boda es en Córdoba y con no derretirme me conformo, salgo ya para allá.

      Un beso

      Eliminar
  4. Vaya, vaya... Admiración por Bradbury y The Smiths. Compruebo que van sumándose los gustos en común.

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, qué bien, encontrar afines siempre alegra. Yo, que en música soy bastante novelera, tengo que volver de vez en cuando a los Smiths. No puedo estar mucho sin escucharlos, es una dependencia.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Que grande Morrisey, que grande Bradbury!! se nos van los buenos.

    Anda que no he escuchado a Los Smiths! Esas canciones y esa voz son un icono de nuestra música.

    Dejaté llevar por el cine oriental que descubrirás otra manera de ver las cosas y de vivir totalmente diferente y especial.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no sabía yo que Morrisey y su ex-banda tenían tantos seguidores por aquí. Cuánto buen gusto por este blog... jajajaj

      Sí, con el festival pienso hacer los deberes en cuanto al cine oriental, así que ya comentaremos unas cuantas.


      Otro abrazo.

      Eliminar
  6. No veo la cinta de Truffaut todavía y le tengo ganas, primero quiero leer a Bradbury, que acabe dos próximas lecturas y voy de lleno al libro que es cortito, espero grandes cosas de ambos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro está muy bien Mario, te gustará. La película sigo teniéndola pendiente...

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Cuando me dijeron: "Este libro es muy bueno, va de bomberos que queman libros", pensé: "pfffffff, menuda tontería, otro panfleto en defensa de la cultura y blablabla...". Aun así, como me lo recomendó una muchacha bastante lista, empecé a leerlo y... ¡qué bueno, oiga! Además hay una cosa que no sé si se comenta por ahí pero, Bradbury predijo los chats en esa obra. Bárbaro.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena observación, Sr. Pérez... En Farenheit hay cosas raras que hoy en día no lo resultan tanto, como esas paredes (walls) que eran enormes pantallas... La gente hablaba por ellas y hoy son normales las enormes pantallas planas, además hablamos también de "wall" o "muro" en facebook. Algo de visionario tenía, desde luego.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Nos quedamos sin el superviviente de la trilogía sagrada de la ciencia ficción del siglo 20: Phillip K. Dick (mi preferido) Arthur C. Clarke y ahora Bradbury y encima lo de Morrison, dura noticia para alguien como yo cuyos gustos musicales se quedaron en los ochenta. Al menos hay una buena noticia al final. Deseo a David lo mejor con este festival. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  10. Los 80 fueron muy grandes Borgo, fue una magnífica década aunque yo la viví muy de refilón.

    Y creo que el festival va bastante bien. Por lo veo la gente participa mucho. Yo ya he visto un par de pelis, no todas porque no puedo pasar de no ver cine oriental al empacho, me vaya a dar una sobredosis de ésas, jajaja

    Un saludo

    ResponderEliminar